viernes, 25 de febrero de 2011

Desafío extremo

Después de ver la que se ha liado en Tunez, Egipto y Libia en protesta por tener cerrado este blog en los últimos 3 años, he decidido reabrirlo (a ver cuanto dura). La presión popular para que contara mis aventurillas este año por Japón y USA ha sido tal que no me ha quedado más remedio que retomarlo.

Antes una introducción para los que entréis en El blog de Wonton por primera vez. Lo empecé animado por Margarita, una afamada bloger en sus tiempos mozos. ¿Que quién es Margarita? Bien, hablemos de los nicks. Hay que mantener el anonimato, que no es plan de que uno se haga famoso y le saquen en portada del Hola hurgándose la nariz en pleno semáforo.
Yo elegí Wonton Sopabuena (seguro que más de un jugón se está echando las manos a la cara por la frikada) porque es el nombre que da el afamado e inigualable Guybrush Threepwood (The secret of Monkey Island™) al registrarse en un hotel.
Mi novia y compañera de aventuras eligió Margarita. Pero como el blog es mío y hago lo que quiero con él la llamaré a partir de ahora Elaine (Marley, por supuesto). La novia de Guybrush para los incautos que no lo sepan.

El blog, como vereis, era un poco...berenjenal. Elaine me sugirió que hablara de algo de lo que supiera bastante y que me gustara. Así que pensé hacer un blog sobre la cría del berberecho salvaje en la cuenca baja del río Frisnis.
Pero como eso era demasiado nicho me dediqué a escribir sobre:
- Las exposiciones de arte a las que iba.
- Mi preparación del primer viaje a Japón.
- Contar mi viaje a París.

El principio del fin fue cuando escribí un post sobre una INFUMABLE exposición sobre el retrato vanguardista español. Perdí 5000 neuronas escribiendo ese post (la mitad de mi cerebro), así que, poco tiempo después dejé el blog hasta más ver...hasta ahora para ser exactos.

Y entro ya en faena. En 5 días Elaine y yo cogemos el primer vuelo, a Tokio.
Estos 2 meses han sido más estresantes que los últimos 5 minutos del España-Holanda del Mundial (nota del autor: GRACIAS Iniesta, te AMO), pero como suele ser habitual en estos casos, al final todo sale bien. Suelo acordarme en estos casos de una frase varias veces repetida en una de mis películas favoritas, "Shakespeare in love", cuando parece que todo va a salir mal, uno de los personajes dice "no se preocupe, todo va a salir bien - ¿pero cómo es posible??? - No lo se, es un misterio", y el caso es que al final todo sale bien, como en nuestro caso.

Bueno, no todo ha salido bien, hoy hemos acabado la mudanza y a pesar de repasar y repasar todo una y otra vez se me ha olvidado en un cajón ya embalado la capucha de mi chubasquero. ¡¡Auch!! Cómo llueva en Tokio, ¡¡a ver qué hago!! Un paraguas, direis algunos, pero los odio. A ver cómo salgo de esta... ¿Será el preludio de un viaje lleno de sorpresas y aventuras? ¿o será el preludio de que soy un demente y me preocupo por chorradas?

Lo sabremos en mis próximos posts.

5 comentarios:

Pedro dijo...

Mucha suerte amigos. Os seguiré desde aquí. Un abrazo.
El Cangrejo

Anónimo dijo...

Como dice Cangrejo (al que suelo seguir bastante en su blog), mucha suerte en vuestra aventura, os seguiremos desde el blog y por el mail.... recuerda que si te paran en una rotonda en Japón, nunca enseñes los calzoncillos ;). Un abrazo y cuidaros.
Agus.

Bárbaros y romanos dijo...

¿Elaine? ¿también del Monkey?

chicha dijo...

Bienvenido de nuevo al blog, de vez en cuando miraba por si se producia algún cambio, pero siempre estaba igual...ahora por fin y con la esperanza de que dure.
Mucha suerte esperando poder leer y aprender con vuestras aventuras.
Un saludo

MCarmen dijo...

Un gran sentido del humor y da gusto leerte. Por favor no dejes de contarnos vuestra aventura y a la vuelta en directo.

Un abrazo con el convencimiento de "Todo va a salir bien".

M.C.