domingo, 9 de diciembre de 2007

Exposición El siglo XIX en el Museo del Prado

El Siglo XIX en el Prado es tal vez la exposición del momento en Madrid, a tenor de las colas que día tras otro se forman a la entrada del museo. 95 grandes obras del arte español, que hace más de 10 años que no se exponían son motivo más que suficiente para aguantar una hora de cola.

Las etapas de la pintura española del XIX

La marquesa de Santa Cruz, de GoyaLa exposición comienza con una muestra de las obras de Goya, pertenecientes al Neoclasicismo, movimiento al que sin embargo supera adelantándose a su tiempo.



La muerte de Viriato, jefe de los lusitanos, de José de MadrazoLa pieza más representativa del Neoclasicismo es “La muerte de Viriato” de José de Madrazo. Esta y otras obras del momento se caracterizan por el riguroso dibujo y la “solemnidad estatuaria” de las figuras.

A continuación se abre paso el Romanticismo, que supuso una renovación en los géneros representados. En esta época irrumpe el paisaje, hasta entonces un género menor, y las escenas costumbristas en las que fueron maestros los andaluces como Valeriano Domínguez Bécquer, hermano del famoso poeta Gustavo Adolfo.

Federico Madrazo, hijo de José Madrazo, fue el máximo defensor del Purismo académico, movimiento en cuyo seno surge la búsqueda de una renovación del arte español basándose en el estudio de la obra de Velázquez.

El siguiente movimiento del siglo es el Realismo, cuyo maestro es Eduardo Rosales y en el que se puede apreciar una “factura suelta”, no comprendida por las instituciones de su tiempo. Se diferencia de los trazos totalmente imperceptibles de los neoclásicos, como se puede apreciar en estos detalles.
Detalle de Mujer al salir del baño, de RosalesDetalle de La muerte de Viriato, de Madrazo











El Realismo de final de siglo culmina con la obra de Sorolla, máximo y puede que único exponente del Impresionismo español.

Los géneros en la pintura del XIX

Dos son los géneros que caracterizan al siglo XIX español: la pintura de historia y el paisaje. Aunque vista la cantidad de retratos que había en la exposición parece que ese fuera el único género existente.

La historiografía moderna nace en este siglo, la historia nacional empieza a ser enseñada en las escuelas y todo ello se refleja en las obras de este tiempo, que recrean episodios históricos con rigor y claridad argumental. El ejemplo que más nos gustó a Margarita y a mi fue La rendición de Bailén, de José Casado del Alisal, un homenaje a La rendición de Breda o Las lanzas de Diego de Silva y Velázquez.
La rendición de Bailén, de José Casado del AlisalLa rendición de Breda, de Velázquez








Este no es el único caso de homenaje a Velázquez ya que desde que se fundó el Prado en 1819 la pintura del siglo de oro español fue una constante influencia e inspiración en los autores del XIX. Esto se puede apreciar, entre otros, en Doña Isabel la Católica dictando su testamento, obra maestra de Rosales o Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga, de Antonio Gisbert, ambos cuadros más grandes que el salón de mi casa.
Doña Isabel la Católica dictando su testamento, de RosalesFusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga, de Antonio Gisbert







La canal de Mancorbo en los Picos de Europa, de Carlos de HaesEl otro género destacado, el paisaje, sufre una completa renovación a mediados de siglo. Los autores comenzaron a tomar apuntes al aire libre o a realizar sus composiciones directamente en el exterior. Entre los paisajistas destacaron Mariano Fortuny, de pincelada breve y colorista, Antonio Muñoz Degrain o el belga Carlos de Haes.


Recomendaciones finales

Es buena idea terminar la exposición con la visita al claustro de los Jerónimos, donde se exhiben diversas esculturas de la familia italiana de los Leoni.

Si no te apetece comprar el voluminoso catálogo de la exposición, una muy buena opción es la versión resumida del mismo, por 10 euros y que nos ha resultado muy útil a la hora de elaborar este post.

Y si alguien del museo del Prado lee esto, por favor, permitid la compra por anticipado de entradas a todas las exposiciones temporales, al igual que hacen el Thyssen o la fundación Canal, ya que no todos tenemos la posibilidad de hacer colas durante dos horas.

5 comentarios:

Rosa Ferrer dijo...

He conocido vuestro blog por el enlace que ha puesto Gemma en el nuestro, http://historiayarqueologia.wordpress.com/

Acabo de echarle un vistazo y me ha gustado mucho, así que me he suscrito.

Saludos.

wontonsopabuena dijo...

Me alegro de que te haya gustado, Rosa. Espero que te sigan pareciendo interesantes nuestros contenidos.

Saludos.

chicha dijo...

Woton, sigo visitando tu blog, y sigo disfrutando de él. Muchas gracias por estar ahí.

Un saludo.

wontonsopabuena dijo...

Hola chicha,

me alegro mucho de que sigas viniendo. Yo por mi parte, como esto me gusta mucho, seguire publicando todo lo asiduamente que pueda.

Un saludo.

gian dijo...

Hola:
navegando por la red he visto tu blog, me he parado para descansar y lo he explorado, me gusta mucho. Ahora continuo mi viaje. Cuando quieras ven a ver mi blog. Feliz Año nuevo!!
Ciao.