martes, 15 de marzo de 2011

Desde la tranquilidad de Madrid

Una vez que Elaine y yo estamos sanos y salvos en Madrid y que hemos disfrutado del sueño reparador que necesitábamos, con la cabeza algo más fría voy a compartir lo que he sentido estos días, mis reflexiones.

Todo el que me conozca sabrá lo mucho que significaba para mi este viaje. Desde que hace 2 años visité Japón me enamoré del país, de la gente y especialmente de Tokio. No pasó un sólo dia sin que deseara volver allí. Tener de nuevo la oportunidad de ir y vivir allí 3 meses con Elaine, era algo que me llenaba de una alegría infinita.

Por eso no se si considerarme la persona más afortunada del mundo o la menos afortunada. Al sexto día de estar allí se desata la tormenta y el presente tan bonito que estábamos viviendo se cae como un castillo de naipes. ¡¿Qué probabilidades hay de sufrir en la vida el tercer mayor terremoto de la historia, primero de Japón, unas 200 réplicas a cual más fuerte, y la amenaza una catástrofe nuclear?
Y sin embargo me debo sentir afortunado, por sobrevivir a esto y porque Elaine y yo estemos ya seguros en Madrid.

Ahora mismo sigo muy confuso por todo esto. También quien mejor me conoce sabe que soy profundamente Cristiano, que no católico, que no tiene nada que ver lo uno con lo otro, y que siempre he tenido una Fe ciega en que todo lo que pasa en esta vida, por malo que parezca, es por el bien de uno mismo. Este cuento chino es un buen ejemplo de a lo que me refiero.
Ahora mismo me siento muy frustrado por mi "mala suerte", pero lo tengo muy reciente y se que con el tiempo, no se si mucho o poco, veré que todo esto ha sido por mi bien.

Voy a dejar de ponerme metafísico (necesitaba desahogarme) y voy a bajar a un terreno más terrenal.

Nuestra clase política y nuestras embajadas

Una vez más, quien más me conoce, sabe lo orgulloso que me he sentido siempre de ser español. Pues bien, eso era hasta hace un tiempo. Cada día siento más asco de ser español, me avergüenza y abochorna pertenecer a un país de corruptos e incompetentes, llámense PSOES, PPS, UPyDS...(todos) que no ven más que por llenarse los bolsillos y acumular dinero y poder.
Lo de la embajada española en Tokio estos días ha sido de verguenza ajena. Ni una nota de prensa en su web, los teléfonos que daban eran contestados por una operadora automática en japonés, no han respondido a ningún mail y se permiten el lujo de decir que estamos todos bien.
A todos los que me recomendaron ir en persona...viendo nuestra experiencia y lo que ya sabemos de otros casos como Egipto, Túnez o Libia, desde un principio Elaine y yo supimos que no era una opción, de allí tenía que sacarse las castañas del fuego uno mismo.

La prensa española

A ver, que somos mayorcitos e inteligentes, el Gobierno japonés va a suavizar la situación en todo caso, no puede decir "señores, que Chernobyl va a ser una broma al lado de esto" y provocar el pánico en una de las mayores ciudades del mundo. Estando viviendo aquello enfada mucho, pero es lógico hasta cierto punto que racionen o sesguen la información.

En el otro extremo completamente está la cada día más lamentable prensa española. DE PENA. Ni os haceis una idea de la cantidad de medios que se han intentado poner en contacto con nosotros via tuiter en plan "¿nos puedes llamar?" o "necesito unas declaraciones tuyas". Poquísimos fueron los que añadieron un "¡animo!" o "Espero que esteis bien" o "¿necesitais algo?".

Y qué decir del seguimiento de medios como El mundo o el País a la catástrofe. ¿Se puede ser más rastrero? ¿donde quedó la ética periodística? Ya el tema apuntaba mal cuando tras el tsunami El mundo publicó un video con las "mejores" imágenes acompañado de música en plan Desafío Total. Sí señor, yo aun estoy esperando al primero que diga "Vive las explosiones en Fukushima en 3D".

Y las fotos...a ver, una cosa es informar, de acuerdo, ver fotos de la catástrofe, concienciar a la gente de lo que ha pasado. Pero, ¿qué aporta ver fotos de cadáveres? Pongo 2 ejemplos que me han indignado profundamente:

- Foto ayer en el mundo de la devastación del tsunami y en medio de la misma una mujer casi desnuda llorando. ¡¡¿Qué leches aporta esa foto?!! ¡¡¿Porqué recrearse en el dolor de esa persona?!!! Ah claro, que lo que vende es la carnaza y queda mejor esa foto que otra idéntica sin personas llorando y totalmente desvalidas.

- Una foto de el País, con una chica llorando desconsoladamente y el pié de foto diciendo "una mujer llora tras comunicársele que ha perdido a toda su familia". Pero por Dios bendito, ¡¿eso a qué conduce?!de nuevo,¡¿que información aporta?!

Y lo de los titulares sensacionalistas ha sido de traca. Estoy de una mala leche con el tema que ni os imaginais.

O qué decir de la enviada especial de TVE a Japón, que en su tuit escribió: "La gente ha enloquecido en Tokyo. No se encuentran ni pilas en las tiendas. Se están vaciando los supermercados. No hay gasolina.". ¿Cómo? ¿donde estaba esta esta mujer? Por que yo estaba allí y si algo había en Tokio era tranquilidad. Y yo conseguí agua y comida perfectamente y había pilas (en flickr hay multitud de fotos como ejemplo de los perfectamente abastecido que estaban muchos comercios). "Que la gente ha enloquecido en Tokio" dice esta mujer...con el ejemplo de calma y saber estar que están dando los tokiotas. ¡Tocate los huevos!

Desgraciadamente, en nuestras circustancias, a pesar del amarillismo, tenías que acudir a todos los medios posibles dada la escasez de información que teníamos.

Redes sociales

En medio de la catástrofe, con las líneas telefónicas colapsadas y los medios o sesgando información o buscando carnaza, "sobrevivimos" gracias a Skype y a las redes sociales.

Con Skype pudimos hablar muchísimas veces con España y tranquilizar a nuestras familias. Hasta nos vimos por webcam.

Y gracias sobre todo a Twitter nos mantuvimos mucho mejor informados que a través de los medios de los últimos acontecimientos.

Animos a Japon

Por último, quiero mandar un fortísimo abrazo a todo Japón. Aunque daría lo que fuera para que en los 3 meses de plan que "nos quedan" allí nos de tiempo a volver, al menos los 15 días de visita que íbamos a recibir, tengo que confesar que soy muy pesimista dadas las últimas noticias.
Al menos espero que Japón y Tokio superen esta catástrofe, que el país se levante y que en un futuro, espero que próximo, nuestros destinos vuelvan a encontrarse.

11 comentarios:

Red Solidaria dijo...

Excelente tus reflexiones Rubén! Dejaste amigos en Tokyo para generar un "puente solidario" España - Latinomérica -Japón)?
Tal vez podamos armar algo para colaborar...
Un abrazo grande! Juan Carr (Red Solidaria América Latina)
multiplicarr@gmail.com
www.redsolidaria.org.ar

David dijo...

Comprendo tu ira y firmo el 90% de lo que escribes. Cuando descanséis, hablamos.

Netambulo dijo...

Lo importante es que ya estáis a salvo de lo que pueda pasar y que habéis vivido algo sin precedentes.

Cuando pase todo y con la perspectiva del tiempo, seguro que encontrarás algo positivo de todo esto. ¿Quién sabe? Un libro, un blog, un nuevo sentido a tu vida...

Ya nos irás contando.

Bienvenidos a casa

MCarmen dijo...

Indignante el papel de la embajada. No entiendo para que sirven si no es para ayudar a los Españoles que se encuentran en otros paises.

Tengo la esperanza que la situación va a ir mejorando y nos dirás como ayudar a tu admirado Japón.

Un beso muy grande y que alivió teneros aquí. M.C.

Anónimo dijo...

yo recé x ti xq te seguí x twitter..me alegra q hayas vuelto y q estés bien. soy católica!mucho ánimo!realmente has vuelto a renacer!

Anabel dijo...

Muy bien, muy bien. Me agregro por vosotros, de que estéis ya fuera de peligro, a tiempo habéis salido porque aquello se está poniendo feísimo. Todo lo que has escrito con respecto a lo ocurrido está perfectamente expresado, ni una sola coma que añadir. Es cierto que Internet es un medio de comunicación cada vez más poderoso y gracias a él los mortales ya no comulgamos con ruedas de molino porque hay otras realidades que cuentan, y mucho.
Adiós, hasta otro día, encantada. ¡Ah, el cuento chino es genial!

Anónimo dijo...

Ánimo Rubén, seguro que los tokiotas, como tú dices, saben salir de ésta.

Esperemos que esto no vaya a más y que en un futuro no muy lejano podáis volver.

Agus dijo...

Rubén,nos alegramos que al menos para vosotros este tema terminara bien.Cuando estéis más tranquilos os llamamos. ANIMO!!!

FernandoMP dijo...

Bienvenidos a casa

Pero... me da que vuelves a Japón

Un abrazo

http://huespedes.cica.es/aliens/gittcus/kavafis

Marina dijo...

Que bien que estéis bien, seguro que ha tenido que ser una experiencia horrorosa!

Descansad y mucho ánimo!

Un saludo!

Mariano dijo...

Gracias por tu blog, lo he conocido a través del de Gemma Ferreres. Totalmente de acuerdo contigo en la forma en que los medios españoles siguen la catástrofe. Leyéndoos hemos pasado de las risas a las lágrimas. ÁNIMO JAPÓN y a vosotros.

una cita en base a lo que comentas en esta entrada:
Rom.8:28

Saludos.