sábado, 20 de octubre de 2007

El idioma japonés

Viajar a Japón presenta una serie de inconvenientes, de los cuales, para mí, el principal sin duda es el idioma. Cualquiera se entera de algo con esos caracteres tan raros, vamos, no sabría ni distinguir el baño de los chicos del de las chicas, aunque claro, esto también me pasa con algunos restaurantes fashion de Madrid, pero eso merecería otro post a parte.

Lo primero que uno suele pensar al respecto del idioma en Japón es que no supone realmente un problema, que casi todo el mundo habla inglés y te acabas desenvolviendo, y, después de haber leído mucho, me ha quedado claro que esto es una verdad a medias. Efectivamente, el idioma no acaba suponiendo un problema, pero no porque mucha gente hable inglés, sino por la amabilidad y hospitalidad de los japoneses, con los que, con un poco de paciencia y lenguaje gestual, te acabas haciendo entender.

Lo del inglés, realmente es una exageración bastante grande. En Japón, puede haber tanta gente que hable inglés como en España, ni más ni menos. Si te acercas a un estudiante, a un universitario, generalmente a gente joven, probablemente sepan hablar en inglés, pero en muchos otros casos no. En taquillas de metro, policías, dependientes de tiendas…lo más normal es que no hablen inglés. Es más, después de haber leído muchos foros, incluso en más de una oficina de Atención al Turista no se habla más que japonés. Pero lo dicho, con paciencia y una sonrisa, se puede entender.

Métodos de idiomas para autodidactas

De todas formas, tenía tantas ganas de disfrutar del viaje en todos los sentidos que, aprovechando todo el tiempo que quedaba, y que tnía muchas tardes libres, decidí empezar a estudiar japonés. En primer lugar empecé en plan autodidacta, con métodos de idiomas.

La escritura japonesa se compone de 2 alfabetos, Hiragana y Katakana , y un enorme conjunto de ideogramas, llamados Kanjis. Así que había que empezar por lo básico, por aprenderme su alfabeto, por lo que el primer libro que me compré fue Kana para recordar. Simplemente imprescindible. Con algo de constancia, en 2 semanas entiendes ambos alfabetos. Leerás como un niño pequeño, pero al menos leerás.

Una vez que entendía Hiragana y Katakana me puse con el primer método de idioma, El japonés fácil. Es un método bastante bueno. Lo mejor, el CD que contiene diálogos que viene muy bien para los temas de pronunciación. Lo peor, que incluye bastante vocabulario y poca gramática para mi gusto. Pero lo recomiendo.

Después me compré una gramática japonesa muy recomendada en muchos sitios, la gramática de Nihongo. Efectivamente, es muy buena pero te exige un nivel mínimo que yo no tengo, así que la tengo aparcada esperando tener un mayor nivel.

Por último, me compré el método de japonés Japonés en Viñetas, su libro de ejercicios y el de Kanji en Viñetas. De los mismos autores que Kana para recordar. Simplemente geniales, muy bien hechos, un equilibrio perfecto entre vocabulario, Kanjis, gramática... El mejor método sin duda para aprender japonés por cuenta propia. Aunque echo de menos en ellos un CD con diálogos, frases o expresiones.

Academias

Estos métodos me sirvieron para darme cuenta de un par de cosas:

• el japonés realmente es muy fácil, una pronunciación fonética casi idéntica al castellano y una gramática muy sencilla, lo peor, desde luego, memorizar sus innumerables kanjis.
• Yo no tengo la constancia suficiente para estudiarlo por mi cuenta, que si me engancho con Los Simpsons, el fútbol, etc…Necesito tener a alguien detrás metiéndome caña.

Así que decidí buscar academia. Y para eso tuve que esperar hasta hace un mes escaso, al inicio del año académico. Recomiendo la web Infoidiomas, donde te enumeran todas las academias de idiomas de España.

Yo en Madrid tuve que descartar la Escuela Oficial de Idiomas Jesús Maestro que por falta de puntos no me cogió, y tuve que decantarme entre el CSIM, dependiente de la Universidad Complutense de Madrid y la academia Actual Plus . Finalmente, por permitir el pago mes a mes (el CSIM es anual) me decidí por esta última y me matriculé en ella. Empiezo el curso el próximo Lunes 22, ya os contaré qué tal es.

2 comentarios:

Núria dijo...

Es emocionante poner las bases para hacer realidad un sueño.

El mío es visitar Rusia, así que este año me he decidido por fin y he empezado a estudiar el idioma. No sé cómo será en comparación con el japonés, pero el cirílico también impone lo suyo al principio (después aparecen otras "cosillas" más complicadas).

¡Un saludo!

wontonsopabuena dijo...

La verdad es que me pensé si escribir este blog o no dado la cantidad de tiempo que presumiblemente queda para el viaje, pero luego pensé en que el día que escriba el post titulado "Ayer volví de Japón" me gustará y seguro que me emocionará leer toda la historia y volverla a vivir desde el principio.

Ayer tuve mi primera clase de japonés pero aun no he tenido tiempo de escribir sobre ella, a ver mañana.

Espero que tu tengas también mucha suerte con tu aventura rusa :-).