viernes, 9 de noviembre de 2007

La Bella y la Bestia en el teatro Coliseum

La Gran Vía madrileña vuelve a estrenar la que en su momento fue el musical de más éxito y más permanencia en la cartelera de Madrid, La Bella y la Bestia, basada, por supuesto en la película de Disney, la primera y hasta el momento única obra de animación nominada al Oscar a la mejor película, corregidme si me equivoco. Si en 1999 la vimos en el teatro Lope de Vega, esta vez fue en el teatro Coliseum y con una escenografía y reparto totalmente distinto. Ya aviso que no incluiré ningún spoiler para no estropear la obra a nadie.

Tuve la oportunidad de ver 2 veces aquella obra, gratis en una de las ocasiones al aprovechar una oferta, y esta vez tuve la suerte de verla de nuevo gratis aprovechando que a Margarita le regalaron dos entradas. Así que, sin el inconveniente del precio, que me sigue pareciendo caro en casi cualquier musical estrenado y el aspecto más negativo de ellos, me dispuse a disfrutar la obra.

La primera vez que vi la obra me gustó muchísimo, fue espectacular en todos los aspectos, escenografía, interpretaciones, música, efectos especiales… y era inevitable que esta vez comparara el reestreno con la obra original.

La comparación con la versión original

El reestreno me gustó bastante, pero no tanto como la primera versión. Es prácticamente igual, aunque casualmente, en varios de los aspectos que más me gustaron de la primera, es justo donde más floja me parece esta:

• En esta ocasión, la introducción de la obra se realizó proyectando sobre el telón un vídeo bastante mejorable teniendo en cuenta lo que hoy en día se puede hacer con un PC. Si no recuerdo mal, y si alguien me puede corregir que lo haga, en la versión original la introducción se realizó con actores, y quedó, lógicamente, mucho mejor.
• La escena de baile con jarras en el bar. La que en su momento me pareció la escena más espectacular junto con el clásico tema “Qué festín”, en esta ocasión me resultó algo decepcionante.
• La transformación física de dos personajes, que en el primer visionado fue un truco de magia increíblemente realista, en esta ocasión se realizó con un truco bastante burdo.

Eso sí, en esta ocasión, se añadió una sorpresa al final de un número que me pareció muy original y simpática, sobre todo para los muchos niños que habían ido a ver la obra. No explicaré más de esta sorpresa para no estropeársela a nadie.

La obra en sí

Por lo demás, como ya he comentado, la obra es casi idéntica a la original. La escenografía es simplemente espectacular. Todavía me pregunto cómo hacen para manejar tantos decorados, de ese tamaño con la soltura que lo hacen, aparecen y desaparecen como si nada. Y estos decorados están muy bien acabados, dándole el toque de dibujos animados perfectos para la obra.

Las interpretaciones, de nuevo estupendas, desde el primero al último. Como era de imaginar, Gastón, Lefou, Lumiere y por supuesto Bella y Bestia, los protagonistas de la historia, se llevaron una gran ovación al final de la obra.

Un aspecto negativo al menos para mí, pero no probablemente para el resto de espectadores fue la música, no la interpretación de la misma, que fue muy buena, sino los temas en sí. La Bella y la Bestia no es mi musical favorito. Tiene 2 temas que me gustan mucho, “Qué festín” y el tema principal de la obra, pero el resto no me entusiasman. Eso hace que en algunos momentos, algunos temas y escenas me llegaran a aburrir.

A Margarita y a mi se nos hizo larga la obra, de casi 2 horas y media con 15 minutos de descanso, tal vez, precisamente por el hecho de que no todos los temas nos gustaban. Eso sí, los niños que estaban presente, parece que se divirtieron muchísimo a pesar de la duración.

En definitiva, el musical es recomendable, sobre todo para los niños, y si es en un horario más barato, mejor aún. Aunque yo sigo prefiriendo Jesucristo Superstar, aunque claro, de él me gustan el 90% de sus canciones.

3 comentarios:

pclemares dijo...

Estoy contigo, yo vi "dos" veces la obra cuando se representó en el Lope de Vega y ahora que he ido a verla al Coliseum me ha decepcionado por todo lo que dices.
Ademas, creo recordar que el escenario del Lope de Vega era mas grande porque en la escena de la biblioteca no tiene nada que ver la de ahora con la de antes.
Por lo demas me gustó mucho, sobre todo porque la actriz que hace de bella es la misma que lo hizo en la version del Lope de Vega.

Mira, aqui encontré un video de la original : http://www.youtube.com/watch?v=6nhoPdrdeXA

Me encantaria encontrar alguna grabacion de la version del Lope de Vega, pero bueno, no seria lo mismo.
Saludos

Pablo

wontonsopabuena dijo...

Hola Pablo,

de la biblioteca no me acuerdo mucho la verdad, pero sí recuerdo que en general todo me pareció más espectacular la primera vez. Al salir del teatro llegué a pensar que mi decepción se debía a que ahora tengo 10 años más, entonces era más jovencito y me gustaban más ese tipo de musicales Disney. Ahora soy más del Jesucristo Superstar o del Rocky Horror Picture Show, jejeje.

¡Ah! Y yo también volvería a ver la representación del Lope de Vega si fuera posible.

Saludos y hasta pronto.

pclemares dijo...

Hola de nuevo, pues no, va a ser que no es porque tengas 10 años mas...
Yo la de Jesucristo no e ido a verla, la pelicula si la he visto unas cuantas veces (la original en ingles).
En fin, a lo mejor me animo y voy pero ultimamente los precios de los musicales se han disparado que no veas....
Saludos

Pablo